La madre de Stefanía García confesó que fue ella quien cometió el crimen contra su hija, la cual murió calcinada en un incendio en Santo Domingo Este.

La información de que Kenia Lora fue quien provocó la muerte a su hija la ofreció una fuente de entero crédito a NTelemicro, admitiendo que la roció de amoniaco y luego quemó a su propia hija.


Lora narró que llegó a eso de las 9 de la noche a la casa de Stefanía, procedió a incinerarla y se llevó a su nietecita de apenas 18 días de nacida. Sin embargo, la autopsia revela que la joven recibió golpes antes de ser calcinada.