Header Ads

ads header

Noticias de última hora

Condenado a 20 años robó celular, 500 pesos y regresó con un colín a matar la víctima y le cortó dos dedos al hermano de está

 



La condena a 20 años de prisión contra un hombre que el tribunal halló culpable de robar 500 pesos y un celular en el municipio Padre Las Casas, Azua, generó una gran controversia en las redes sociales, ya que muchos la consideraron como excesiva.


Sin embargo, la motivación del tribunal para sentenciar a Jorge Luis de la Rosa, conocido como “Wilma La Para”, detallada en la solicitud de apertura a juicio, revela una serie de actos delictivos que le imputan al mismo.


El referido documento destaca que a la 01:30 de la madrugada del pasado 7 de noviembre del año 2021, el condenado penetró a la vivienda de Yisenia Cuello Rodríguez para sustraer un celular y los 500.


El parte judicial agrega que tras la víctima reconocer al infractor, este la golpeó con sus puños y se retiró del lugar, retornando a las 08:30 de la mañana con un machete para golpear a Cuello Rodríguez, pero no logró su objetivo ya que el hermano de la víctima, Santo Morillo Rodríguez, frustró sus intenciones.


Durante el forcejeo para defender a su hermana, Morillo Rodríguez terminó con amputaciones en dos dedos de su mano derecha, razón por la que el Ministerio Público lo presentó en la acusación como lesiones traumáticas permanente.


Debido a lo antes mencionado, el Ministerio Público de Azua acusó al apodado La Para de robo con violencia, contra Yisania Cuello Rodríguez, además de las amputaciones contra su hermano.


Normas violadas

De acuerdo con la acusación, la acción de Jorge Luis de la Rosa constituye violaciones a las normas contenidas en los artículos 379 y 382 del Código de Pena Dominicana, que describe y sanciona el robo con violencia.


Según la sentencia evocada por el tribunal de la Cámara Penal del Distrito Judicial de Azua, el imputado también fue condenado al pago de una indemnización de 700,000 para los querellantes constituidos en actores civiles.

No hay comentarios