NOVEDAD RD




El alcalde de Santiago, Abel Atahualpa Martínez Durán, calificó como un atropello a su persona el allanamiento que realizaron agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y el Ministerio Público, en una casa usada por el funcionario como comando de campaña, en la urbanización El paraíso.

El funcionario dijo que espera que las autoridades aclaren lo más rápido posible la situación y que arresten a las dos personas que son buscadas por la DNCD, personas con las cuales Martínez, dijo no tener ningún vínculo.

Martínez afirmó que nunca ha tenido contacto con las dos personas señaladas en la orden de allanamiento y lamentó que las autoridades actuaran de manera atropellante, aun cuando se le explicó que esa no era la casa descrita en la orden.

En una convocatoria de prensa de emergencia, el alcalde Abel Martínez, sostuvo que en las autoridades también habrían actuado porque desde hace varios días habían ubicado la descarga de unas pacas en este domicilio, las cuales el funcionario explicó se trata de paja de para un gallinero que hay en la casa de campaña.

En relación a si habrá una acción en contra de la acción, el alcalde Abel Martínez dijo que evaluarían la situación de todo lo ocurrido la mañana de este viernes en la propiedad, la cual confirmó tiene rentada desde hace más de 15 años.

“Yo quiero pensar que no”, respondió el alcalde cuando se le preguntó si cree que la acción está ligada a asuntos políticos y a sus proyectos futuros.

Tras el allanamiento a la casa, se presentaron decenas de seguidores de Abel Martínez, quienes vociferaban consignas en contra de las autoridades y en favor del funcionario.

Los correligionarios de Martínez entienden que se trata de una acción para afectar las aspiraciones políticas del funcionario.