Header Ads

ads header

Noticias de última hora

¡Alerta spoiler!: La Casa del Dragón entra en su recta final y aumenta las llamas



Luego de la muerte del rey Viserys Targaryen, las cosas en la capital de Westeros se ponen picantes, en un capítulo que solo sirvió para aumentar las llamas para el final de temporada.

Fue un buen episodio, pero se sintió alargado de manera forzada, por lo que se pudo contar en menos tiempo.Inicia con la tensión en el castillo, cuando Alicent Hightower, en el consejo real, le anuncia a todos que el “verdadero” deseo de Viserys era que su primer hijo, Aegon, sea el heredero del Trono de Hierro.


Aquí todos están impactados con la noticia, a lo que varios miembros se ahorran sus comentarios y otros renuncian a su nombramiento para dejar claro dónde está su lealtad, pero hubo uno en especial, el Maestro de las Monedas, quien se expresó dejando entender que es imposible que el rey haya dicho eso, a lo que Ser Criston Cole responde arrojando la cabeza de dicho miembro, quitándole la vida.


Aquí es donde todo empieza a ponerse lento, ya que cuando Alicent está en busca de Aegon, se da cuenta de que no está en el castillo, ella ordena a Cole buscar a su hijo en toda la ciudad, y este es acompañado por Aemond.

El proceso de búsqueda, es lo que ralentiza el episodio, pero dos cosas buenas se pueden sacar de aquí: la química entre estos dos personajes Aemond y Criston, y ciertas revelaciones de la vida de los príncipes fuera del castillo.

Por otro lado, Rhaenys Targaryen fue encerrada en una habitación en el castillo, mientras que a otros los ponían tras las rejas ya que apoyaban que la herencia a la corona sea de Rhaenyra Targaryen, la primogénita de Viserys.

A Rhaenys la ayudan a salir del castillo para estar fuera de Desembarco del Rey, sin embargo, la ciudad se encuentra en caos porque todos asisten a la coronación del nuevo rey en el Foso Dragón.

Allí se encuentra toda la ciudad, y el consejo protagoniza la escena.

Allí la Mano del Rey, Otto Hightower, anuncia la muerte del Rey Viserys y el ascenso de uno nuevo. Coronan a Aegon y esto hace llenar de odio a Rhaenys, por lo que hace su camino y sale del lugar.

El poder hipnotiza a Aegon Targaryen, ya nombrado Aegon II, y el interés que no le tenía a la Corona crece cada segundo mientras el pueblo lo vitorea pero, en un abrir y cerrar de ojos, del suelo surge un dragón, aniquilando a una poca parte del público, y sobre el mismo está Rhaenys.

El consejo toma temor ya que están frente a frente a la bestia. Rhaenys no decide quemarlos, porque sabe que esta guerra no es suya, así que decide irse del Foso Dragón hacía, donde se especula, Rocadragón, donde residente Rhaenyra, Daemon y compañía.

Es así cómo se da inicio a La Danza de los Dragones.

No hay comentarios