Jordania ha pedido a la Confederación Asiática de Fútbol (AFC) que inicie una investigación para hacer un "control de verificación de género" de la portera de la selección femenina de fútbol de Irán Zohreh Koudaei, después de que parara dos importantes penaltis en un partido en septiembre.


Irán se impuso a Jordania en la tanda de penaltis (4-2), en gran medida gracias a Koudaei, tras un empate y se clasificó por primera vez en su historia para la Copa Asiática Femenina de 2022.


El partido tuvo lugar el 25 de septiembre, pero Jordania no planteó su preocupación formal hasta el 5 de noviembre, según informó Business Insider.


Una semana después, el presidente de la Asociación de Fútbol de Jordania, el príncipe Ali Bin Al-Hussein, tuiteó una carta "solicitando una verificación de género" sobre la jugadora iraní en cuestión, sugiriendo que el portero era un hombre que se hacía pasar por mujer.


Hussein calificó la situación de "muy grave si es cierta", al tiempo que exigía a la asociación que "despertara".


Según un informe del Times of Israel, la seleccionadora del equipo de Irán, Maryam Irandoost, desmintió la acusación.


"El personal médico ha examinado minuciosamente a cada uno de los jugadores de la selección en cuanto a las hormonas para evitar cualquier problema en este sentido, por lo que digo a todos los aficionados que no se preocupen", declaró Irandoost al sitio de noticias deportivas Varzesh3.


"Proporcionaremos toda la documentación que desee la Confederación Asiática de Fútbol sin perder tiempo", agregó.


Según la cadena saudí Al Arabiya, Koudaei se ha enfrentado en el pasado a preguntas sobre su género, pero se ha defendido con firmeza