Novedad RD




El ayuntamiento de San Cristóbal comenzó a encarar los problemas dejados por la tormenta tropical Grace en algunos sectores de la ciudad.


Inició el Gobierno municipal, con la intervención de un área colapsada de un tramo de la carretera Mella con Santomé, en el mismo casco urbano.


El alcalde José Montás estuvo en el inicio de los trabajos de rehabilitación del área que sucumbió junto a concejales y técnicos del área de ingeniería del Ayuntamiento.


Las lluvias y pocos vientos de Grace provocaron algunos daños a infraestructuras.


“Ya no hay albergados ni desplazados. Inicialmente hubo 16 personas en el Centro Comunal Manuel Montero Vargas en el sector Moscú”, dijo Montás quien es el vocero y director del Comité Municipal de Prevención, Mitigación y Respuesta (CM-PMR).


“Como autoridades municipales estamos dando desde hoy respuesta, hacemos frente a estas dificultades dejadas por el fenómeno natural”, expresó.


El ejecutivo municipal además hizo un descenso en el sector de Lavapie, en las inmediaciones de la cancha del club José María Cabral (JOMACA), en que dispuso la construcción inmediata de un badén, para la libre circulación del agua.


También de la limpieza de los imbornales y tuberías de aguas residuales del barrio Lavapie.


En los lugares visitados Montás recibió explicaciones de habitantes sobre los problemas generados por Grace.


El ejecutivo municipal expresó que “gracias a Dios la tormenta tropical Grace no dejó víctimas mortales”.


Durante el recorrido de supervisión de daños el ejecutivo municipal estuvo acompañado de los ediles José Fructuoso Dipré, presidente de la Sala Capitular y Manuel (Kiko) Ramírez.