El ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez, consideró como una  necesidad nacional recoger de las calles del país la gran cantidad de armas ilegales que están en manos de personas desaprensivas, ya que las mismas se han convertido en un elemento perturbador para la seguridad ciudadana.

Al hablar ante la Asamblea Nacional, donde presentó a los diputados los alcances de la Estrategia Integral de Seguridad Mi País Seguro, el ministro Vásquez Martínez destacó el compromiso del Gobierno por devolverle la paz al pueblo dominicano.

Explicó que, como parte de estos esfuerzos, el Poder Ejecutivo emitió el Decreto 212-21, el cual declara de interés nacional las acciones del Gobierno Central tendentes a garantizar la seguridad ciudadana. 

Asimismo, pidió a los legisladores sumarse a los trabajos de las Mesas de Seguridad Ciudadanía y Género, debido al impacto que las mismas representan.


Durante el encuentro con los diputados, Vásquez Martínez estuvo acompañado de los viceministros Jesús Féliz, Ángela Jáquez, Víctor Castro, Mercedes Pérez (Milly),  Fernando Nolberto y Juan Manuel Rosario.

También estuvieron presentes los asesores internacionales que trabajan en el plan: Enrique Betancourt, de México, el mayor general  Ricardo Alberto Restrepo Londoño, consultor colombiano y John Huvane, asesor del Presidente en Transformación Policial; así como Michel Camacho, asesor USAID, Lissette Dumit, Consejero Senior Seguridad Ciudadana de la Embajada Americana y la USAID, quienes respondieron a las inquietudes de los diputados.


NOVEDAD RD