Un grupo de representantes de las iglesias evangélicas del país, instalaron este miércoles un campamento frente al Congreso Nacional en rechazo a las tres causales para permitir el aborto.

Los religiosos aseguraron que el Poder Ejecutivo presiona al Legislativo, para aprobar un Código Penal, en el que no se penalize el aborto.

Manifestaron que se mantendrá apostados en el lugar, hasta que los legisladores aprueben el nuevo Código Penal de la República Dominicana, sin las causales.


NOVEDAD RD