El presidente de Haití, Jovenel Moise, manifestó este sábado que el enfrentamiento a tiros entre agentes de la policía de ese país y miembros de la banda cinco segundo, es un acto que no quedará impune.

La información fue colgada a través de un mensaje publicado en la cuenta de Twitter del mandatario haitiano, en el cual expresó “es un día negro para el país que llora a sus hijos policías caídos al querer liberar al Village Dieu de las punzadas del bandidaje. Los asesinos se regocijan pero sus días están contados porque la sociedad no permitirá que estos atroces crímenes queden impunes”.

Sostuvo que el asesinato de policías constituye una declaración de guerra contra la sociedad. “la desaprobación por parte de la población de estos actos despreciables exige una respuesta de las autoridades estatales, que deben utilizar los medios legales para liberar la Villa. Unámonos contra el bandidaje”.

También informó que conversó con tres de los policías heridos ayer en Village de Dieu, César Widler, Martineau Jean Hévald, y Young Junior, a quienes les ofreció su apoyo por su valentía, resistencia y ejemplo.

Los agentes de la policía acudieron al lugar a realizar un operativo tras recibir la denuncia de que los integrantes de la referida banda estaban realizando acciones delictivas.

Durante el enfrentamiento, los miembros del grupo denominado cinco segundos quemaron además los vehículos de la uniformada.SIN