SANTO DOMINGO.- El director de Coordinación de los Gobiernos Provinciales del Ministerio de Interior y Policía, Roberto Carlos Jiménez, informó que se concluyó de forma satisfactoria con el proceso de rendición de cuentas de las gobernadoras de las 31 provincias, un hecho sin precedente, el cual busca la transparencia en los recursos que manejan esas instituciones del Estado.


Jiménez aseguró que cumpliendo con la disposición del presidente Luis Abinader y el ministro de Interior, Jesús Vásquez Martínez, las gobernaciones explicaron al pueblo el uso de los fondos públicos que administraron en su primer año de gestión, con el objetivo de evitar que esas instituciones sean permeadas por la corrupción y el mal manejo de esos fondos.


Además, las gobernadoras tuvieron que detallar cuáles han sido los aportes del Gobierno al desarrollo en cada una de estas demarcaciones territoriales.


“Las representantes del Poder Ejecutivo tuvieron que explicar de manera detallada en que se usó el más mínimo peso, para fomentar la transparencia y claridad sobre los recursos que tienen bajo su responsabilidad. Esas rendiciones de cuentas se hicieron provincia por provincia con la presencia de senadores, diputados, alcaldes, autoridades civiles y militares, y la población”, resaltó.


En ese sentido, la gobernadora de Azua, Grey Pérez Díaz, destacó que esas rendiciones de cuentas son parte del buen ejercicio de sus funciones y es parte de los lineamientos que han recibido del Gobierno, de mantener la integridad con el manejo y uso de los recursos del Estado, con el objetivo de poder mostrarle al pueblo dominicano lo que se hace con el dinero que ellos mismos aportan.


“Todos los sectores de la sociedad valoraron de forma positiva este acto, el cual refleja la voluntad del Gobierno de que la población sepa cómo se manejan los recursos y, es algo que nunca se había hecho en el país, por lo que, considero que ese tipo de iniciativas se debe hacer de manera continua todos los años”, puntualizó.


Pérez Díaz recomendó que no solo las gobernaciones rindan cuentas, sino que todos los funcionarios del Estado sean transparentes y puedan explicar de forma detallada el uso que le están dando a los fondos que administran.