SAN CRISTÓBAL.- Como “enemigos de la ciudad”, definió el alcalde José Montás a las personas que lanzan desechos, luego de la recogida de la basura.


Advirtió que el ayuntamiento les aplicará las sanciones correspondientes contempladas en la Ley, por este tipo de acciones que atentan contra la salud de los munícipes.


El ejecutivo municipal habló en una reunión con empleados en los que instó a ser veedores para impedir la formación de basurales improvisados.


“El municipio está limpio, pero hay que impedir los basurales creados por desaprensivos”.


En la reunión estuvieron Erick Mañón, director de Recursos Humanos y Julio César Sierra (Pepa), encargado de Ornato y Limpieza, entre otros.