Este pasado lunes 7 de junio, una segunda Estatua de la Libertad mucho más pequeña fue enviada por el gobierno francés a los Estados Unidos, como símbolo de la amistad entre ambos países. La primera 'Lady Liberty' de 92 metros de altura, ya lleva 135 años siendo el símbolo del país americano. Sin embargo, la capital parisina aún cuenta con más réplicas. ¿Sabes dónde están? ¡Descúbrelas!



La famosa estatua diseñada por Auguste Bartholdi comenzó su viaje este lunes por la mañana con su salida desde París hacia el puerto de normando Le Havre. La previsión es que desembarque en Nueva York el 4 de julio, justo para la fiesta nacional estadounidense, donde se reunirá junto a "su hermana mayor" de 92 metros de altura y 225 toneladas.

La pequeña 'Lady Liberty' de 2,83 metros saldrá de la ciudad francesa de Le Havre el 19 de junio y a su arribo será instalada provisoriamente en Ellis Island, sede del Museo Nacional de la Inmigración de EE. UU., donde mirará hacia la más grande, en Liberty Island, a unos cientos de metros de distancia.


Una vez cumplida la celebración de la fiesta nacional estadounidense, será trasladada a Washington el 14 de julio, donde finalizará su viaje con una inauguración en los jardines de la residencia del embajador de Francia, lugar donde permanecerá exhibida durante diez años, período del préstamo concedido por el Conservatorio Nacional de Artes y Oficios.


Las 'Lady Liberty' parisinas

Los parisinos y turistas pueden estar tranquilos, porque la capital francesa aún cuenta con más réplicas de la 'Lady Liberty'. Entre las más conocidas: la de la Isla de los Cisnes, cerca del puente Grenelle, que fue ofrecida a los franceses por un comité de amistad franco-estadounidense para celebrar el Centenario de la Revolución Francesa en 1889.

En los Jardines de Luxemburgo, también está expuesta una, lista para ser admirada por todos. Una tercera, pero esta vez en versión original, ofrecida por el propio Bartholdi, se encuentra al interior del museo de Orsay.

Una curiosa copia pequeñita, no apta para distraídos, se esconde en el pecho de la Estatua del Centauro de César, en la Plaza Michel-Debré, sexto distrito parisino.

Por último, el museo de Artes y Oficios, al que no le bastaba sólo un ejemplar, cuenta con dos. Y uno de ellos emprendió este lunes su viaje hacia el continente americano.


NOVEDAD RD